¿Dónde se almacena la leche?

Haciendo un corte transversal de la ubre, podemos observar dos sectores de ubicación o almacenamiento de la leche:  

1.- Uno superior, donde se almacena la leche alveolar. 
2.- Uno inferior, donde encontramos la leche cisternal. 

Normalmente, antes del inicio del ordeño, el 70 % de la leche fabricada se encuentra en la parte superior como leche alveolar (en lumen y conductos). 

El 30 % restante, se encuentra en la parte inferior de la glándula como leche cisternal (en la cisterna de la glándula y en la cisterna de los pezones).

La composición de la leche alveolar es diferente a la cisternal, ya que la primera tiene dos o tres veces más grasa que la segunda. 

Esto explica por qué, cuando se ordeña, la primera leche tiene menos grasa que la última. 

En cuanto a la cantidad de proteínas, prácticamente no hay diferencias entre los dos tipos de leche. 

Con respecto a las células somáticas, ocurre algo similar, la cantidad es mínima al principio, y máxima al final del ordeño.

¿Dónde se fabrica la leche?

Se “fabrica” en la parte superior de la glándula mamaria, o sea, en el tejido secretor. 

Este tejido secretor tiene la forma de un racimo de uvas, donde los tallos serían los conductos y cada grano de uva, los alvéolos mamarios. 



Dentro de cada alvéolo se encuentran las células secretoras, es decir, las encargadas de tomar de la sangre los nutrientes necesarios para fabricar la leche.

La leche producida por cada célula secretora, es volcada al  interior de cada alvéolo (a la cavidad llamada lumen). 

Cada lumen está conectado con canales que se van engrosando y desembocan en la cisterna de la glándula. 


¿Cómo es la ubre por dentro?

Como se dijo antes, cada pezón libera solamente la leche de su propio cuarto, y lo hace a través de un orificio que se llama meato o esfínter del pezón.

Esta zona está formada por un fuerte tejido muscular que: 

- Mantiene cerrado ese orificio.  
- Impide la salida de la leche. 
- Evita que ingresen suciedad y bacterias a la glándula.

Si este tejido se deteriora por lastimaduras, mal funcionamiento de la ordeñadora o enfermedades, predispone a la aparición de mastitis.

Subiendo, se observa una cavidad denominada cisterna del pezón. 
Más arriba, hay una zona donde se inserta el pezón a la ubre, que se llama pliegue anular. 

En el pliegue anular se produce el corte de la circulación de la leche cuando las pezoneras trepan.


Luego, se encuentra la cisterna de la glándula, que es una estructura que funciona como un gran colector de la leche.

A partir de la cisterna, y continuando hacia arriba, podemos observar numerosas ramificaciones que se llaman conductos o canales, y es por donde se mueve la leche.

Estos canales terminan su “recorrido” en el tejido secretor


 

SUSCRIBETE

ESCRIBENOS

jerseygua@gmail.com

ACJ DE GUATEMALA

Llamanos al 6634-3091